Así como todos sabemos que el Rally Dakar es la carrera más exigente de la tierra, cada piloto debe trabajar en consecuencia para cumplir con todo lo que esta alta competición exige. En ocasiones la causa de los abandonos no se debe a accidentes o a problemas mecánicos, atienden a colapsos físicos o mentales que se producen en este proceso.

El desgaste paulatino de cada piloto, se intensifica en jornadas que se extienden todo el día, a noches sin dormir ante problemas mecánicos, o al afrontar temperaturas de intenso calor durante el día y fríos extremos por las noches.

La organización exige que los participantes en el Dakar sean pilotos con experiencia en pruebas de esta naturaleza, una preparación física y sicológica especial es crucial para evitar accidentes que pueden costarle la vida a un corredor.

Tomas Maffei sabe que lograr una condición atlética diferencial resulta vital para mantenerse firme en toda competencia. Por otro lado el riguroso entrenamiento del Dakar anterior le ha posibilitado entender que resulta la formula para alcanzar y superar todas las etapas.

Su convicción nuevamente lo lleva a seguir manteniendo un ritmo de actividad física de elite y extremadamente alto "de dos a tres veces por semana". Considera adecuado para ello, trotar, nadar, entrenar en gimnasios guiado por instructores especializados, y complementar estas rutinas con exigentes actividades de ciclismo.

Presentación Oficial del Rally Dakar 2013